CRIMEN PASIONAL

Viajó a Berlín, mató al amante de su mujer y regresó en 31 horas

Un ciudadano alemán ha sido detenido en Madrid por ser el supuesto autor del asesinato del amante de su mujer. Para justificar su ausencia le dijo a su mujer que iba a hacer un curso a las afueras de Madrid.

Un coche de la Policía Nacional

Publicidad

La Policía Nacional ha detenido en Madrid a un ciudadano alemán que en 31 horas viajó hasta Berlín donde, supuestamente, mató al amante de su mujer y regresó a la capital española, según ha informado la Policía Nacional.

Así, según relata la Policía Nacional, el presunto autor del crimen pasional, T.M.E. de 47 años, viajó a Alemania el pasado 4 de noviembre diciendo a su esposa que tenía que realizar un curso laboral de dos días en las afueras de la capital. Ya en Berlín, el presunto autor alquiló un coche con el que se desplazó hasta el domicilio de la víctima, compró un cuchillo en las inmediaciones y después le apuñaló tras esperar durante varias horas frente a la vivienda.

Las primeras gestiones realizadas por la policía alemana sacaron a la luz la relación de la víctima con una ciudadana austriaca residente en Madrid, por lo que contactaron telefónicamente con ella y le informaron de lo sucedido, ha apuntado la Policía. La mujer fue informada de que había indicios que apuntaban a que su marido podría estar implicado en el crimen ya que había viajado hasta la citada localidad alemana un día antes de los hechos en un vuelo procedente de Madrid.

Según ha señalado la Policía Nacional, en su declaración en comisaría la esposa del supuesto asesino confirmó que conocía al fallecido, con quien mantenía una relación de amistad por medio del correo electrónico y SMS, y que temía que su marido pudiera haber descubierto los mensajes y hubiera sido víctima de un ataque de celos.

La Policía ha explicado que tras la declaración se inició una urgente y fluida colaboración entre las policías española y alemana a través de Interpol. En las investigaciones averiguaron que el sospechoso había regresado a España el mismo día del crimen por lo que condujeron a la mujer y a sus dos hijos menores hasta una casa de acogida. De forma paralela se intensificaron los contactos entre las policías de ambos países para proceder a la localización y detención del responsable.

Para ello, las autoridades judiciales alemanas emitieron una Orden Europea de Detención y Entrega que fue trasladada de forma urgente a los agentes españoles. Finalmente, T.M.E. fue localizado y detenido en las inmediaciones de su trabajo. Tras ser puesto a disposición judicial, fue trasladado a Alemania donde continúan las investigaciones.

 

Publicidad