Publicidad

COMIENZA LA 'TOMA DE CARACAS'

La oposición venezolana desafía a Maduro y sale a la calle pese a sus amenazas de cárcel

El pueblo de Venezuela ha comenzado a salir a la calle, a pesar de las prohibiciones y las penas de cárcel anunciadas por el Gobierno para quienes se manifiesten. Pero la oposición asegura: "Tenemos la razón y no nos vamos a rendir".

Redacción / Agencias |
| 28.07.2017 22:34

En Venezuela se desarrolla la primera de las dos jornadas de reflexión previas a la elección de la Asamblea Nacional Constituyente, para cambiar el ordenamiento del Estado, pero la calma parece preceder a la tempestad por el llamamiento de los opositores a tomar las calles y avenidas del país. La oposición venezolana confía en el éxito de una gran protesta nacional que reta la prohibición de las autoridades a que se celebre cualquier tipo de reunión pública que perturbe los comicios.

El objetivo de esta actividad, han explicado los opositores, es dejar claro al mundo que "ese fraude constituyente no tiene ningún tipo de legitimidad y que ese proceso es absolutamente fraudulento". La actividad se extenderá hasta el mismo día de la elección. Esta protesta es la última y una de las mayores manifestaciones anunciadas por la MUD hasta el momento para intentar detener la Constituyente, un proceso que es visto por la oposición como un intento de "consolidar la dictadura" por parte del chavismo gobernante.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, sin embargo ha dado un último plazo a sus opositores para sentarse con su Gobierno en una mesa de diálogo antes de que se concrete la elección de los nuevos constituyentes, porque de lo contrario, dijo, convocaría a un diálogo nacional "obligatorio".

El número de detenciones de opositores en manifestaciones, y de allanamientos ha subido en las últimas horas, con un promedio de 40 detenciones diarias en los 119 días de protestas. El Poder Electoral y la Fuerza Armada venezolana por su parte han implementado un plan de seguridad especial para la contienda que se desarrollara en medio del clima de agitación, y con la amenaza de boicot contra los centros de votación.

Para ello se ha permitido que los electores pueda participar en cualquier centro de votación sin importar si es el colegio en el que el elector esta registrado, además de la extensión de los perímetros de seguridad.

Venezuela vive desde abril una oleada de protestas, algunas de las cuales se han tornado violentas, que recrudeció con la convocatoria de esta elección y que se han saldado con 108 muertos, ocho de ellos en las últimas 48 horas.

Publicidad