A pesar de que Colombia ha cerrado puntos fronterizos con Venezuela, la huida es imparable.

Son familias enteras, muchas con niños, e incluso hay algunos menores que viajan solos. La mayoría intentan llegar a puntos cercanos a la frontera donde reciben comida y algo de ayuda. Protagonizan el mayor éxodo de América Latina en la historia reciente.

Juan Guaidó ha afirmado que todas las opciones están abiertas, lo que el chavismo califica de incitación a una intervención militar.

Algo que los europeos rechazan en boca del ministro de exteriores español.

Amanda Sánchez explica la persecución que sufren los periodistas