Turismo

Venecia será la primera ciudad en cobrar a los turistas a partir de 2022

La ciudad de Venecia comenzará a exigir a los turistas comprar una entrada cuyo precio oscilará entre los 3 y los 10 euros para poder visitarla y, además, será necesario reservar con antelación. El concejal Marco Gasparinetti considera esta medida "inconstitucional".

Venecia

Publicidad

Venecia quiere dejar definitivamente atrás las imágenes de turistas abarrotando sus calles y los cientos de cruceros que han puesto en jaque la propia existencia de la ciudad. Y para ello ha decidido imponer una medida pionera en todo el mundo: cobrar por visitarla.

A partir del verano de 2022, esta ciudad del norte de Italia famosa por sus canales obligará a sus visitantes a reservar con antelación a su llegada y a pasar por taquilla para acogerles durante unos días. Según anunciaron este martes medios italianos, el precio a pagar será entre 3 y 10 euros en función de los días de estancia y del número de personas. Este ticket de acceso se podrá obtener en unos tornos situados en los principales puntos de acceso al centro histórico de Venecia.

En 2018, Venecia ya estrenó los por entonces polémicos tornos para controlar la afluencia de visitantes entre recelos y protestas de varios ciudadanos y grupos de ultraizquierda. Del 'aforo limitado' al 'necesita entrada' van a pasar 4 años, pero hubiesen sido menos si la pandemia lo hubiese permitido, ya que estaba previsto que se comenzara a aplicar desde el 1 de enero del próximo año.

Cómo reservar

¿Cómo funcionará el sistema? Cada visitante deberá hacer una reserva previa a través de una aplicación móvil o a través de la web de la ciudad. Una vez realizada, obtendrá un código QR que le permitirá pasar los lectores ópticos de los tornos dispuestos en los puntos estratégicos para acceder a Venecia.

Este sistema tecnológico incluye más de 500 cámaras de alta definición y un centenar de sensores que, a través de teléfonos inteligentes, conectan las redes de la telefonía móvil de todas las personas que se encuentran en la ciudad. Las primeras pruebas comenzarán el 1 de septiembre en la isla del Tronchetto, lugar desde donde se controla digitalmente todo la ciudad y donde se ubica la comisaría central de la policía local.

"Parque temático"

Pese a que el Gobierno ha anunciado que los residentes de la región del Véneto, en la que se localiza Venecia, no pagarán, la polémica está servida. Algunos, como el concejal Marco Gasparinetti, consideran esta decisión "una medida inconstitucional y contraria a la legislación europea", en unas declaraciones hechas al diario 'La Stampa' recogidas por Efe.

Según Gasparinetti, una iniciativa así "se podría hacer para un área limitada, como la plaza de San Marcos, pero no para una ciudad entera" y supone "la consagración de Venecia como parque temático". En esta línea, ha advertido de que únicamente es "una forma de hacer dinero" y avisa de que los venecianos no se dejarán "fichar" por los tornos.

Durante los primeros 10 días de este mes de agosto, Venecia recibió picos diarios de hasta 85.000 turistas, según datos ofrecidos por 'Il Corriere della Sera', unos números considerables, pero todavía lejos de los 110.000 visitantes cada día antes de la pandemia.

Publicidad