Samantha Savitz tiene tan solo dos años. Es sorda, pero le encanta hablar con cualquiera que sepa lengua de signos. Su madre, Glenda, dice que "toda su personalidad cambia cuando se trata de alguien que puede comunicarse con ella".

La pequeña trata de ser amable con todos sus vecinos, aunque algunos no podían comunicarse con ella. Por eso, todo el vecindario ha querido volcarse con ella y han contratado a un profesor para aprender la lengua de signos estadounidense.

Rhys McGovern, el profesor, dice que "muchas veces los padres de niños sordos no se molestan en aprender la lengua de señas". El profesor afirma que este nivel de inclusión hará que la pequeña sea más feliz.

Los padres de Samantha afirman que "es realmente impactante y hermoso" que los vecinos hayan decidido aprender la lengua de signos y que no hay palabras en ningún idioma para expresar su gratitud.

Te puede interesar

El emocionante vídeo en el que una joven traduce a lenguaje de signos una canción en un concierto de rock a su padre sordo

Una concursante interpreta 'Estando contigo' en lenguaje de signos