Sorpresa

Vecinos y amigos de un hombre con cáncer terminal le sorprenden adelantando la Navidad a octubre

A Matthew, un británico de 36 años, le detectaron hace unas semanas un cáncer terminal y le anunciaron que le quedaban pocas semanas de vida. Sus amigos y vecinos le han sorprendido adelantando la Navidad.

Vecinos y amigos de un hombre con cáncer terminal le sorprenden adelantando la Navidad

Vecinos y amigos de un hombre con cáncer terminal le sorprenden adelantando la Navidad Pixabay

Publicidad

Matthew es un británico de 36 años al que le dieron la terrible noticia de que apenas le quedaban 2 meses de vida. El motivo ha sido el diagnóstico de un tumor cerebral, un cáncer terminal por el que sus vecinos y amigos decidieron darle una sorpresa y adelantar la Navidad a octubre para que Matthew también pudiera disfrutar de ellas.

Como muestra un vídeo publicado por 'BBC Hereford & Worcester', unas 100 personas se presentaron en casa de este británico vestidas con motivos navideños. No faltó ningún detalle: DJ, luces, canciones... incluso contaron con un cañón de nieve. En cuanto Matthew salió a la puerta de casa, todos comenzaron a aplaudirle y sonaron villancicos que cantaron juntos.

Tanto Matthew como su familia han mostrado su asombro por tal muestra de cariño. De hecho, el propio homenajeado se emocionó al encontrarse todo lo que sus vecinos y amigos habían preparado para él. "Desde lo más profundo de mi corazón os agradezco haber venido, muchísimas gracias", fueron las palabras que les dedicó a todos muy emocionado.

Diagnosticado con un cáncer terminal

Con solo 36 años, a este británico le diagnosticaron un tumor cerebral. Él se notaba algunos dolores de cabeza a los que no les daba importancia, pero empezó a sentir que cada vez eran más intensos. Cuando decidió ir al médico, este le dio el peor pronóstico.

Los doctores le dijeron que sería probable que no llegara a Navidad, un hecho que él mismo compartió en su muro de Facebook junto con una reflexión en la que decía que lo que más le apenaba de la situación era no poder compartir las fiestas con su familia.

Aunque ha reconocido no pierde la esperanza de que suceda "un milagro", sus vecinos y amigos han hecho que Matthew cumpla este deseo a la espera de la evolución de su enfermedad.

Publicidad