Vaticano expulsados

El Vaticano suspende a tres guardias suizos por no tener las dos dosis de la vacuna del coronavirus

Según la ordenanza de la Gobernación firmada por el cardenal Pietro Parolin desde el pasado 1 de octubre entró en vigor la imposición de mostrar el pase sanitario, que obliga a estar vacunados con al menos una dosis.

El Vaticano suspende a tres guardias suizos por no tener las dos dosis de la vacuna del coronavirus

Publicidad

El Vaticano ya exige tener una prueba con resultado negativo de coronavirus antes de entrar, parece que 3 soldados de la Guardia Suiza no han querido terminar su pauta y se les ha suspendido de su empleo.

Según ha señalado el portavoz de la Guardia Suiza, Urs Breitenmoser, al periódico suizo Tribune de Geneve, tres guardias del Ejército que protege al Papa Francisco han quedado suspendidos de sus funciones y de su sueldo hasta que hayan recibido las dos dosis.

Además, otros tres soldados decidieron abandonar el cuerpo oficial libremente al negarse a vacunarse a pesar de estar en estrecho contacto con el Papa.

La ley

Según la ordenanza de la Gobernación firmada por el cardenal Pietro Parolin desde el pasado 1 de octubre entró en vigor la imposición de mostrar el pase sanitario, que obliga a estar vacunados con al menos una dosis, presentar una prueba de antígenos o PCR negativa de menos de 48 horas o haber superado la enfermedad en los últimos tres meses, para poder trabajar dentro de su territorio.

Los empleados que no lo hagan serán suspendidos de su sueldos, como es el caso de los 3 soldados de la Guardia Suiza.

El Papa

El Papa dijo en una entrevista con la COPE la necesidad de que todo el mundo se adhiera a la campaña de vacunación contra el coronavirus y consideró que "es un poco extraño que ahora la gente no se quiera vacunar cuando hay una larga historia de vacunaciones",quien además añadió que "cuando éramos niños nos ponían las vacunas y nadie decía ni mu".

Desde el 1 de octubre

A partir del pasado 1 de octubre, el Vaticano exige un certificado de vacunación con pauta completa para las personas que quieran entrar en su territorio. Esta exigencia se aplica tanto a los trabajadores del estado pontificio como a los visitantes que quieran conocer sus museos y jardines y que son miles cada día.

Publicidad