Invasión rusa de Ucrania

Varios niños son detenidos en Rusia tras protestar contra la guerra en Ucrania

Rusia continúa su represión hacia los disidentes y ya va hasta por los niños. Varios menores que protestaban contra la guerra en Ucrania han sido detenidos por las autoridades rusas.

Varios niños son detenidos en Rusia tras protestar contra la guerra en Ucrania

Varios niños son detenidos en Rusia tras protestar contra la guerra en Ucrania Facebook / Alexandra Arkhipova

Publicidad

En tan solo una semana, Ucrania ha pasado de la paz a la guerra. Y, en medio de esa guerra, hay grandes damnificados por parte de ambos mandos, que son los menores. En Ucrania, al menos una decena de menores ha perdido la vida desde el inicio del conflicto, y en Rusia, se está comenzando a detener a menores contrarios a la propaganda del régimen ruso.

Este pasado miércoles, las autoridades detuvieron a varios niños pequeños que protestaban contra el régimen de Vladímir Putin por la guerra en Ucrania. Los menores llevaban carteles en los que ponía "No a la guerra", y donde se mostraban contrarios a la invasión que comenzó el pasado 24 de febrero de 2022, y que continúa activa a día de hoy.

La detención de los niños ha provocado una contundente condena de la sociedad, exigiendo que se liberen de inmediato a todos los menores que han sido arrestados. Lejos de rectificar en su postura, Rusia continúa las detenciones, habiendo arrestado incluso a una señora de 90 años que protestaba contra la guerra y que sobrevivió al asedio de Leningrado durante la Segunda Guerra Mundial.

Rusia amenaza con una "catástrofe humanitaria" y culpa a Ucrania

Desde la zona oriental del conflicto, Rusia ha lanzado una seria amenaza a Ucrania, asegurando que habrá una "catástrofe humanitaria inminente" en las cuatro mayores ciudades del país, Kiev, Járkov, Jersón y Mariupol. Asegura incluso que la culpable de todo esto es Ucrania, mientras el Kremlin insiste en que su invasión se debe a la "amenaza" que supone para Rusia.

Las sanciones continúan llegando por todos lados. Numerosos bancos de Rusia ya han sido excluidos del sistema financiero SWIFT, los mayores oligarcas del país han sido sancionados, el deporte ha expulsado a la mayoría de equipos, selecciones y deportistas individuales de sus competiciones, y muchas empresas están abandonando el país.

La otra parte que también está viéndose excluida es Bielorrusia, la mayor aliada de Rusia en esta guerra. Este mismo jueves, Ikea ha anunciado que deja de operar en ambos países, un movimiento que cada vez están realizando más empresas por el boicot que la ciudadanía está pidiendo contra quienes consideran, son los culpables de este conflicto bélico.

Publicidad