Una mujer española y dos bomberos parisinos han fallecido tras la explosión de gas ocurrida en una panadería en el centro de París, que también ha causado decenas de heridos, entre ellos, otros dos ciudadanos españoles.

Fuentes de la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha han confirmado que la mujer es de Toledo y se encontraba de visita en la capital parisina, donde viajó su marido nada más conocerse la noticia.

El matrimonio residía en Burguillos (Toledo), según se ha publicado en algunas redes sociales como Facebook, donde se ha lamentado su pérdida. En la explosión también resultaron heridos leves otros dos españoles -un hombre y una mujer- que, según han informado a Efe fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores, han sido atendidos en el mismo hospital. La embajada, según estas fuentes, se mantiene en contacto con las familias de los heridos y de la fallecida, y el consulado de España en París ha puesto a disposición de los afectados todos los medios a su alcance.

La explosión, que se produjo alrededor de las 09.00 horas, provocó un enorme estruendo que hizo temblar ventanas de las viviendas cercanas y causó cerca de cincuenta heridos, una decena de ellos muy graves. Los bomberos fallecidos se encontraban entre el grupo de efectivos que intervenían por una fuga de gas en el establecimiento. En el momento de la explosión, había varios turistas en la calle o en los hoteles que proliferan en esa zona.