Publicidad

Vacuna contra el COVID-19

Los vaporettos se convierten en centros de vacunación contra el coronavirus en Italia

Italia también está administrando la vacuna contra el COVID-19 para inmunizar a su población. En Venecia han convertido los famosos vaporettos en clínicas flotantes para que las personas acuden allí a vacunarse contra el virus.

En resumen

La campaña de vacunación contra el coronavirus sigue adelante para tratar de inmunizar al mayor número de personas lo antes posible. Para ello se están habilitando lugares públicos para realizar vacunaciones masivas. En Madrid, los servicios de emergencias y profesores están recibiendo la vacuna contra el COVID-19 en el estadio Wanda Metropolitano, y se espera que se habiliten nuevos espacios.

En Italia también se está vacunando a la población contra el covid-19. Concretamente en Venecia se están utilizando los vaporettos. Esos barcos o autobuses que van por los canales se han convertido ahora en una clínica flotante, un lugar más para que los ciudadanos acudan a su cita para ser inmunizados

Esta vaporetto se utilizará para vacunar a las personas mayores de 80 años que habitan allí y también en las islas de Sant'Erasmo y de Vignole, que no tienen un centro de vacunación propio.

El ayuntamiento de Venecia ha explicado en un comunicado que "se trata de acostumbrar a la gente a la idea de vacunarse y, al mismo tiempo, permitir que las personas mayores, para las que el transporte puede ser difícil, lo hagan a pocos pasos de casa".

Datos de coronavirus en Italia

Según los últimos datos de coronavirus ofrecidos, Italia ha registrado 10.680 nuevos casos de covid-19 y 296 fallecidos en las últimas 24 horas. La cifra de personas que han dado positivo en el SARS-CoV-2 ha estado por debajo de los 20.000 casos que se han registrado en día anteriores.

De los 570.096 positivos, 32.522 están ingresados y de ellos, 3.737 requieren cuidados intensivos, lo que supone 34 más que el día anterior.

El ministerio de Sanidad italiano ha prolongado hasta el 30 de abril la obligatoriedad de llevar una prueba de coronavirus negativa y realizada 48 horas antes de la llegada al país, además de una cuarentena de cinco días a la que deberá seguir otro test para todas las personas que procedan de países de la Unión Europea.

Por otra parte, Italia abrió a la posibilidad de viajar a Austria, Israel, Reino Unido e Irlanda del Norte sin limitaciones y mantiene la prohibición de volar a Brasil.

Publicidad