Algunas vacas de Inglaterra comienzan a hacer uso de la informática al lucir un collar pionero con tecnología 5G.

La principal función de este complemento es controlar el de ordeño mediante la función robótica. Identifica a cada res y ésta se acerca sola a la máquina cuando se siente lista para ser ordeñada.

Los collares son parte de una serie de pruebas que diversas compañías están llevando a cabo en todo el mundo.