Publicidad

George Floyd

Uno de los médicos que ha testificado en el juicio contra Chauvin: "Floyd murió por los bajos niveles de oxígeno"

En la sesión de este jueves ha intervenido Martin Tobin, especialista del pulmón y cuidados intensivos que revisó los registros médicos del caso.

La sesión de este jueves del juicio contra el expolicía Derek Chauvin, acusado de acabar con la vida del afroamericano George Floyd, ha estado marcada por la declaración del Martin Tobin, especialista del pulmón y cuidados intensivos que revisó los informes médicos del caso.

Tobin ha concluido que la muerte de Floyd se produjo por sus por los bajos niveles de oxígeno en la sangre después de que Chauvin le presionara el cuello con la rodilla durante más de nueve minutos.

41,5 kilos de peso

El especialista ha explicado que el exagente puso 41,5 kilogramos de peso sobre el cuello de Floyd, lo que, según él, derivó en una "respiración débil" motivada por "los bajos niveles de oxígeno".

El experto, que se apoyó en gráficos e imágenes de video, subrayó que la forma en la que fue esposado Floyd y la posición en la que Chauvin lo inmovilizó en el suelo creó una especie de torniquete que afectó su respiración.

El lunes, el jefe de la policía de Minneapolis, Medaria Arradondo, dijo que la forma de inmovilizar a Floyd por parte de Chauvin "viola el código policial".

La defensa del exagente está intentado vincular la muerte de Floyd al hecho de que éste consumiera drogas y a sus problemas de salud.

Floyd perdió la vida cuando cuatro agentes intentaron detenerlo por haber utilizado un billete falso para pagar en una tienda.

Sin antecedentes

El expolicía está acusado de los cargos de asesinato en segundo grado, penado con hasta 40 años de cárcel; asesinato en tercer grado, con una condena máxima de 25 años, y homicidio en segundo grado, que acarrea hasta 10 años de privación de libertad.

Sin embargo, como no tiene antecedentes penales, solo podría ser condenado a un máximo de 12 años y medio de prisión por los primeros dos cargos y a 4 años de cárcel por el tercero.

Publicidad