La Universidad de Londres ha prohibido la venta de carne de res en su cafetería. Con esta medida la facultad pretende sumarse a la lucha contra el cambio climático de la misma manera, que lo hizo el gobierno alemán.

Además, el nuevo director de la facultad también ha implementado un impuesto extra de diez peniques a los plásticos de un solo uso. Una nueva medida, que sirve para disuadir del uso de este tipo de plásticos.

Todos los estudiantes están de acuerdo con las medidas propuestas por el nuevo rector. Según dicen estas normas sirven para concienciar a los estudiantes en la lucha contra el cambio climático, a través de medidas destinadas a la protección del planeta.