El gobierno prepara un plan de choque para hacer frente a la oleada de inmigración irregular

Publicidad

Inmigración

La Unión Europea plantea un nuevo pacto migratorio, más expulsiones y nada de cuotas obligatorias

La UE propone un nuevo pacto migratorio. Desde Bruselas se busca un mecanismo más flexible y solidario para reforzar así el control de las fronteras exteriores.

La Unión Europea (UE) pone encima de la mesa un nuevo pacto migratorio con más expulsiones y con la desaparición de las famosas cuotas obligatorias. Así, trata de encontrar una fórmula más flexible y solidaria para reforzar el control de las fronteras exteriores.

Nuevo pacto por la inmigración

Bruselas ha decidido evitar los errores del pasado y apostar por un nuevo plan migratorio que descarta obligar a los países de la Unión Europea a acoger solicitantes de asilo. La Unión Europea quiere proteger así las fronteras y agilizar el retorno de quienes no pueden permanecer en su territorio.

Ylva Johansson, comisaria europea de Interior, ha explicado que las cifras de irregulares interceptados en las fronteras europeas son muy inferiores a las de hace 5 años y que entre ellos, solo un tercio tiene derecho a pedir el asilo.

Han pasado cinco años desde la "crisis de los refugiados" en la que cerca de 1,9 millones de migrantes, en su gran mayoría refugiados, llegaron a la UE huyendo del conflicto de Siria, una situación que generó numerosas tensiones en la UE por la negativa de Polonia, Hungría, la República Checa y Eslovaquia a participar en su acogida.

Para Bruselas esta nueva situación es lo que provoca un cambio de enfoque, una nueva propuesta, menos centrada en la acogida de migrantes que en su devolución. Y uno de los pilares de la propuesta consiste en dotar a la UE de procedimientos más efectivos para controlar las fronteras exteriores e incluye por primera vez una "evaluación previa" de los migrantes que cruzan de manera irregular o han sido desembarcados tras una operación de búsqueda y salvamento en el mar.

Publicidad