Los ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea han condenado este lunes el envenenamiento del exespía ruso Serguéi Skripal y su hija en el Reino Unido a principios de marzo y respaldaron a Londres, que apunta a Moscú como responsable del ataque, aunque evitaron abordar posibles medidas contra Moscú. La alta representante de la Unión Europea para la Política Exterior y la Seguridad Común, Federica Mogherini, aseguró en una rueda de prensa al término de un Consejo de ministros europeos de Exteriores que la posibilidad de actuar contra Rusia "quedará sujeta a futuras reflexiones".

"Enviaremos el mensaje adecuado en el momento adecuado", afirmó Mogherini, quien también recordó que la primera ministra británica, Theresa May, tiene previsto hablar de este asunto a los líderes de la UE el próximo jueves en Bruselas, en el marco de una cumbre europea. La jefa de la diplomacia de la Unión recordó que inspectores de la Organización por la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) viajaron este lunes a Reino Unido para investigar el ataque sufrido por los Skripal, que los Veintiocho calificaron de "inaceptable" en su declaración conjunta publicada este lunes.

"Las vidas de muchos ciudadanos se vieron amenazadas por este acto temerario e ilegal. La UE se toma extremadamente en serio la evaluación del Reino Unido de que es altamente probable que Rusia sea la responsable", señaló en un comunicado el Consejo de Asuntos Exteriores. Al ser preguntada por la declaración hecha por el Reino Unido, Alemania, Francia y Estados Unidos la semana pasada en relación con el ataque, en la que se afirmaba que "no hay alternativa plausible a la autoría rusa", Mogherini respondió que el lenguaje de cada país de la UE es "distinto", aunque destacó "la unidad que muestran los Veintiocho".

La alta representante achacó esta diferencia de criterios a "los diferentes grados de intercambio de información" de los países con la inteligencia británica, a la vez que destacó "la unidad, la solidaridad con el Reino Unido y la condena del ataque", algo que valoro en particular que sea "con un país en proceso de abandonar la UE". "La declaración que hemos presentado fue aprobada por todos los ministros de Exteriores, incluido el británico, Boris Johnson, que agradeció públicamente nuestro posicionamiento", apuntó Mogherini, quien advirtió de que "si alguien quiere dividir a la UE, no lo conseguirá con este caso".

Con respecto a la declaración conjunta publicada esta mañana, en la que se pide colaboración a Rusia sin descartar la posibilidad de que el ataque tenga otra autoría, la alta representante sentenció que "ésas son las conclusiones que hay hasta ahora" y que no añadiría nada más al texto. Los otros puntos del orden del día en la reunión de este lunes incluyeron una evaluación de la situación en Ucrania, Irán y Corea, que fue "positiva" en los tres casos, y la "escalada del conflicto en Siria", ante el que la UE "seguirá defendiendo una solución política, no una solución militar", dijo Mogherini.

"La UE seguirá alzando su voz en favor del cese de las hostilidades y el acceso humanitario en Siria", aseguró la jefa de la diplomacia europea, quien también emplazó a Irán, Turquía y Rusia -los tres garantes de los acuerdos de paz de Astaná- a "comenzar a implementar las zonas de distensión". En este sentido, lamentó que el régimen sirio "no esté comprometido con este proceso" y advirtió de que, sin una solución política, "no vale de nada ganar la guerra si al día siguiente es imposible alcanzar una paz verdadera".

En el caso de Irán, la alta representante insistió en separar el acuerdo nuclear (JCPOA), el tema que abordaron este lunes los Veintiocho, de los diálogos con respecto a "conflictos regionales" como los de el Yemen o Siria, en los que la UE "sigue apostando por abrir nuevas vías de comunicación". "La implementación del acuerdo nuclear hasta ahora está siendo satisfactoria", aseguró Mogherini, quien expresó su voluntad de mantener "el compromiso de todas las partes".

Preguntada por la posibilidad de que el Gobierno estadounidense tome medidas contra Irán el 12 de mayo, la alta representante aseguró que la UE "tiene sus propios plazos" y que "está preparada para defender sus intereses". Mogherini también informó de su viaje a Ucrania los días 11 y 12 de marzo y el Consejo recibió la visita de la ministra surcoreana, Kang Kyung-wha, quien informó de la situación en la península de Corea, en la que Mogherini afirmó que existe "un atisbo de esperanza" hacia la desnuclearización.