El primer ministro británico, Boris Johnson y el secretario de Estado de Administración Local, Simon Clarke

Publicidad

Brexit

La Unión Europea advierte al Reino Unido con llevarlo a los tribunales si incumple los acuerdos del brexit

El Gobierno de Boris Johnson ha anunciado que seguirá con un proyecto de ley que modifica lo pactado con la Unión Europea en las negociaciones para el 'brexit'. La UE no lo acepta y vuelve la tensión en la etapa final del plazo dado para acordar las relaciones tras la salida.

El ministro británico del Gabinete, Michael Gove, afirmó que ha trasladado al vicepresidente de la Comisión Europea (CE) Maros Sefcovic que su Gobierno no tiene intención de retirar la polémica ley que modifica de manera unilateral el acuerdo del Brexit. "Dejé perfectamente claro al vicepresidente Sofcovic que no retiraríamos esta legislación. Lo ha comprendido", aunque "por supuesto lo ha lamentado", afirmó el conservador Gove al canal británico "Sky News" después de que Bruselas haya exigido al Reino Unido que renuncie a sus planes antes de fin de mes. Tras reunirse con Sofcovic en Londres, en el marco del comité conjunto para evaluar la aplicación del tratado de salida del Brexit, Gove recalcó la "importancia vital de llegar a un acuerdo" sobre esta cuestión en esa mesa de diálogo.

Saltarse el acuerdo por ley

El Gobierno británico ha comenzado a tramitar una ley que alteraría las disposiciones pactadas con Bruselas sobre el intercambio de mercancías entre Irlanda del Norte y la isla de Gran Bretaña. La Unión Europa (UE), por su parte, ha urgido al ejecutivo a retirar esa legislación antes de fin de mes y ha amenazado con activar mecanismos para evitar "violaciones de las obligaciones legales" del Reino Unido. Pese a la controvertida legislación, el ministro británico aseguró que Londres continúa comprometido con la aplicación de los acuerdos alcanzados el pasado octubre. "El Gobierno del Reino Unido ha gastado cientos de millones de libras en preparar a las empresas de Irlanda del Norte para este protocolo", argumentó. La polémica dificulta aún más la negociación sobre la futura relación entre ambos lados del Canal de la Mancha, de la que se ha celebrado esta semana en Londres la octava ronda de contactos. Ambos lados esperan alcanzar un acuerdo antes del 15 de octubre para evitar una ruptura abrupta de los lazos a final de año.

Preocupación en España

La ministra de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Arancha González Laya, ha afirmado que sigue "con preocupación" el anuncio de Reino Unido de que podría renunciar unilateralmente al acuerdo de salida alcanzado con la UE y confía en que "la situación se pueda reconducir". Además, en una rueda de prensa telemática junto a su colega ucraniano, ha asegurado que España pondrá toda su energía en que se alcance también un acuerdo que regule la relación futura, entre la UE y Reino Unido pero también entre Madrid y Londres en relación con cómo afectará la nueva situación a Gibraltar. España, ha subrayado, sigue pensando que es preferible que la salida se produzca con un acuerdo que siente las bases para la relación futura, y eso es válido también para lo que concierne a Gibraltar.

Publicidad