Un incendio en una pirotecnia en Carolina del Sur, en Estados Unidos, ha dejado un espectáculo de fuegos artificiales en este 4 de julio.

Con motivo del Día de la Independencia en Estados Unidos, Trump dará este jueves un discurso en el ambiente nacionalista con el que sueña desde hace dos años, cuando visitó París para asistir al desfile del Día de la Bastilla y concluyó que en su país faltaba un festejo militar equivalente.

Después de que el Pentágono aplazara sus planes para celebrar ese desfile el pasado noviembre, Trump decidió organizar un acto por el Día de la Independencia que estará protagonizado por unos 300 militares, con tanques aparcados en el centro de la ciudad y aviones de combate que sobrevolarán la ciudad durante su discurso.

"Nuestro 'Homenaje a Estados Unidos' por el 4 de julio ante el Monumento a Lincoln va a ser muy grande, parece. ¡Será el espectáculo de toda una vida!", escribió hoy Trump en Twitter.