VIGILIA EN RECUERDO DE LAS VÍCTIMAS

Una superviviente del tiroteo en un instituto de Florida: "Mi amigo nunca llegará a decir: 'Me gradué en la escuela secundaria'"

Mar de velas en recuerdo de las víctimas del instituto de Florida. Miles de personas han rendido homenaje a los 17 asesinados en una vigilia con mensaje político: Las palabras de condolencia han estado acompañadas de críticas a la Asociación Nacional del Rifle, el grupo de presión a favor de la venta libre de armas.

Publicidad

La Oficina del Alguacil del Condado Broward reveló las identidades de las 17 víctimas mortales del tiroteo que el joven Nikolas Cruz perpetró este miércoles en una escuela secundaria del sur de Florida, a la que llegó con un rifle semiautomático en una maleta.

En la lista de víctimas facilitada por el alguacil del condado Broward, Scott Israel, durante una rueda de prensa aparecen los nombres de tres empleados de la escuela: Aaron Feis, asistente de entrenador de fútbol americano, Chris Hixon, director de atletismo, y el profesor de geografía Scott Beigel. Otro fallecido Joaquín Oliver, de 17 años, nació en Venezuela y a los 2 años de edad se mudó con su familia a Estados Unidos. En enero del año pasado se hizo ciudadano estadounidense, según informaron medios locales.

Los otros fallecidos son: Peter Wang, Nicholas Dworet, Luke Hoyer, Alaina Petty, Jamie Guttenberg, Alex Schachter, Martin Duque, Alyssa Alhadaff, Helena Ramsey, Cara Loughran, Meadow Pollack, Gina Montalto y Carmen Marie Schentrup.

Cruz, para el que han decretado prisión sin fianza y ha sido acusado de 17 cargos de asesinato premeditado, confesó a la policía haber sido el autor de la matanza.

Los supervivientes de la última matanza indiscriminada en un colegio de Florida han relatado cómo se sienten después de conseguir escapar del infierno en el que se convirtió su tranquila escuela.

Rescatados de las aulas, ahora están rotos por la tragedia vivida y lloran por sus amigos muertos. Una joven se emociona al decir que "no parecía real" mientras otra narra como en el momento de los disparos se encontraba frente a la puerta de su clase, le dio tiempo a salir corriendo por las escaleras.

Rota de dolor otra compañera recuerda que su amigo, uno de los 17 fallecidos, "nunca llegará a decir: 'Me gradué en la escuela de secundaria'".

Un grupo de seis estudiantes que conocen a Nikolas cruz han decidido, a modo de terapia, pasar juntos las horas siguientes a las del tiroteo. Ellos describen al asesino como un adolescente conflictivo.

Frente al instituto en el que ocurrió todo miles de personas han rendido homenaje a las 17 víctimas en una vigilia con un mensaje crítico hacia la Asociación Nacional del Rifle, el grupo de presión a favor de la venta libre de armas.

La matanza llevada a cabo por Nikolas Cruz ha vuelto a golpear otra vez a una sociedad estadounidense que en 2017 vio como más de 30.000 personas morían por arma de fuego en su país.

Publicidad