20.010500

Publicidad

Bielorrusia

Una marea de manifestantes recorre las calles de Bielorrusia en una nueva protesta contra Alexandr Lukashenko

Alexandr Lukashenko se le acusa de fraude en las elecciones presidenciales del 9 de agosto. Unas 200.000 personas, según la oposición, se han concentrado en la capital, Minsk.

En resumen

  • Hasta ahora, estas manifestaciones se han saldado con 7.000 detenidos y decenas de desaparecidos

Una nueva marea de manifestantes bielorruesos se ha vuelto a echar a las calles de Misnk, la capital, para protestar contra Alexandr Lukashenko, al que acusan de haber ganado las elecciones mediante fraude electoral el pasado 9 de agosto.

"Confiamos, podemos, ganaremos" y "Viva Bielorrusia", han sido las principales consignas de las miles de personas que se han manifestado este domingo en una de las primeras protestas que ha acabado sin detenciones.

Los organizadores calculan que en Minsk hasta 200.000 personas formaron parte de las protestas, repitiendo así el éxito de la convocatoria de la semana pasada, mientras que los medios locales rebajan esta cifra a la mitad, unos 100.000 manifestantes.

El acto en Minsk contó con la asistencia de los dirigentes opositores María Kolésnikova y Pável Latushko, ambos miembros del presidium del consejo coordinador para el traspaso pacífico del poder en el país. Ambos pidieron que se continuara con las protestas y se intentara boicotear a las autoridades.

A favor de Lukashenko

Sin embargo, una de las claves por las que Lukashenko se mantiene en el poder es porque también tiene muchos apoyos. Este domingo, a la vez que los actos en su contra, ha habido otras menos multitudinarios a su favor.

De hecho, las imágenes de las acciones progubernamentales fueron difundidas por medios estatales, que minimizaron la cobertura y la magnitud de las movilizaciones de la oposición.

Al término de la jornada de protestas, los canales de Telegram de la oposición bielorrusa informaron sobre una posible evacuación de Lukashenko desde su residencia en el Palacio de la Independencia de Minsk, donde se habían concentrado algunos grupos de manifestantes. Por otro lado, las fuentes oficiales salieron a desmentirlo.

Publicidad