Publicidad

Estados Unidos

Una camarera de una restaurante de Orlando rescata a un niño maltratado a través de una nota: ¿Necesitas ayuda?

Una camarera de un restaurante de Orlando, Flavaine Carvalho, ha conseguido rescatar a un niño de 11 años, maltratado por sus padres, a través de una nota.

Una camarera de un restaurante de Orlando (Estados Unidos), ha conseguido rescatar a un niño de 11 años que sufría maltrato, por parte de sus padres, a través de una nota.

Desde la cuenta de Twitter de la Policía de Orlando han compartido un vídeo en el que hablan con la camarera y manifiestan: "Hablamos con la gerente del restaurante de Orlando que vio a una familia negar la comida a un niño en una mesa. Ella notó moratones en su cuerpo y le hizo una señal para preguntarle en secreto al niño si necesitaba ayuda. Cuando él señaló 'sí', ella nos llamó".

La mujer se llama Flavaine Carvalho y estaba trabajando en el restaurante Mrs. Potato el día de Año Nuevo. Los padres del niño pidieron comida solo para ellos y a la camarera le pareció extraño. Además, la mujer pudo ver heridas y moratones en el cuerpo del niño.

"Comencé a observarlos y pude ver que el niño estaba muy callado y triste", dijo la camarera. Por ello, ésta decidió enviarle una nota al niño, en la que decía: ¿Necesitas ayuda?, y éste asintió con la cabeza.

Después de aquello la joven llamó a la Policía de Orlando y les conto lo que sucedía. La policía llegó al restaurante e interrogó a los padres. Los agentes le subieron las mangas al niño y éste hizo una mueca de dolor, ya que le encontraron hematomas en todo el cuerpo.

Según recoge TooFab.com, cuando llegaron al hospital, el pequeño explicó a la policía que su padrastro lo pegaba. Además, contó que lo habían colgado boca abajo del marco de una puerta y atado a una plataforma para muebles. También afirmó que le negaban la comida como castigo. De hecho, los médicos descubrieron que su peso era inferior al normal.

El padrastro ha sido arrestado por tres cargos de abuso infantil agravado y un cargo de negligencia infantil. Por su parte, la madre ha sido arrestada por dos cargos de negligencia por no proteger a su hijo.

El niño fue puesto bajo custodia, al igual que su hermana de cuatro años. El jefe de policía de Orlando, Orlando Rolon, señala: "Podría haber sido una situación de homicidio si ella no hubiera intervenido", refiriéndose a la camarera.

También, Mayor Buddy Dyer, alcalde de Orlando, ha comentado a través de su cuenta de Twitter: "Tuve la oportunidad de llamar a Flavaine y agradecerle, en nombre de nuestra comunidad, su pensamiento rápido, su calma bajo presión y su compasión. Su llamada a la Policía de Orlando ayudó a que este joven no sufriera daños".

Publicidad