Una avioneta tuvo que realizar un aterrizaje de emergencia debido a un fallo en el motor en la orilla de una playa de Maryland, en Estados Unidos.

El piloto de 23 años salió ileso aunque si provocó susto entre las personas que se encontraban disfrutando de un día de playa.