La capital de Túnez ha sido escenario este miércoles de una explosión supuestamente causada por un terrorista buscado por las autoridades que se ha inmolado tras ser rodeado por las fuerzas de seguridad.

Según las informaciones recogidas por la emisora local Mosaique FM, el hombre, identificado como Aimen Smiri, se ha inmolado en la localidad de Ettadhamen-Mnihla, situada en la aglomeración urbana de Túnez. Por el momento se desconoce si hay otras víctimas.

El portavoz de la Dirección General de Seguridad Nacional, Ualid Hakima, ha confirmado en declaraciones a la emisora Shems FM la "eliminación del peligroso terrorista Aimen Smiri", sin dar más detalles al respecto.

El Ministerio del Interior había publicado durante la jornada un aviso en torno a Smiri y había reclamado colaboración ciudadana para localizarle, tal y como informó la agencia estatal tunecina de noticias, TAP.

Por el momento se desconoce si el hombre estaría vinculado con el doble atentado suicida perpetrado la semana pasada en la capital del país, que se saldó con al menos un muerto y ocho heridos. La autoría fue reclamada por el grupo yihadista Estado Islámico.

La primera de las explosiones tuvo lugar en la calle Charles de Gaulle al paso de un vehículo en el que viajaban efectivos de seguridad. Posteriormente, otro suicida se inmoló cerca de una comisaría en el barrio de Al Qarjani.