HA OCURRIDO EN SAN ANTONIO

Llaman a la policía por el ruido en una casa y el agente que acude se une a la fiesta

Ha ocurrido en San Antonio, Texas. Los vecinos se habían quejado del ruido y llegó la policía, pero el agente, lejos de pedir que bajen la música, se unió a la fiesta y se arrancó a bailar. Incluso se atrevió a dar clases de salsa. Las redes han aplaudido la actitud conciliadora del policía, que solucionó el problema sin tensión.

Publicidad

Publicidad