El acuario de París es pionero en utilizar un nuevo fertilizante en su jardín ecológico.

Este huerto está situado sobre una pecera que usa los excrementos de los peces para alimentar a las plantas. Ya ha comenzado a dar sus frutos y han brotado tomates verdes, pimientos y otros productos frescos como berenjenas y fresas.