Quince migrantes del centenar que sigue a bordo del Open Arms desde hace 19 días se han lanzando al agua para llegar a nado al puerto de Lampedusa, a unos 800 metros, y han sido después rescatados por los socorristas.

Los migrantes fueron rescatados del agua y llevados a tierra, a la isla de Lampedusa, desde donde probablemente serán devueltos al barco, indicaron medios locales italianos.

Todos ellos han sido además atendidos por médicos de la isla en el muelle portuario al que llegaron, tras ser rescatados por la guardia costera italiana.

En los últimos días, desde que el barco humanitario está fondeado en Lampedusa en espera de una solución ya se han dado otros casos de migrantes que se lanzaron al mar, el último esta misma mañana, aunque este es el más numeroso.

La situación en torno al Open Arms sigue bloqueada en su décimo noveno día con más de cien migrantes a bordo después de que la pasada madrugada Italia autorizase la evacuación a Lampedusa de 8 personas que requerían "asistencia médica urgente" y un acompañante.

"Quien no quiera ver la situación insostenible a bordo es que es incapaz de sentir empatía por el dolor ajeno", señaló la ONG española tras informar de la evacuación autorizada. Tras esta nueva evacuación parcial, quedan en el Open Arms, fondeado a 800 metros de Lampedusa, 98 personas, de las más de 150 que fueron rescatadas por el buque en el Mediterráneo en tres operaciones entre los días 1 y 10 de agosto.

España ofreció un puerto español para desembarcar a los migrantes pero la tripulación y responsables de la ONG alegan que después de tantos días y con una gran tensión a bordo no pueden navegar con seguridad con los migrantes hacinados en cubierta en estado de gran agitación.

Ante la situación, el ministro de Transportes italiano, Danilo Toninelli, ha ofrecido llevar al centenar de migrantes que siguen en el barco Open Arms hasta un puerto español con una embarcación de la Guardia Costera pero pide que España retire la bandera que ondea en la nave humanitaria española para escoltarla vacía.

Ello después de que la ONG española rechazara una primera oferta de Toninelli, escoltar y dar asistencia al "Open Arms" en su navegación hasta un puerto español de Baleares.