EN CHINA

Un conductor olvida poner el freno de mano tras atropellar a un motorista y el coche le vuelve a golpear

Un conductor se bajó del coche para asistir al hombre al que había atropellado pero se le olvidó poner el freno de mano. Sin que se den cuenta, el coche se desplaza cuesta abajo y vuelve a golpear al herido, que yace en el suelo. La víctima solo ha sufrido la rotura de una costilla.

Publicidad

Publicidad