El candidato republicano a gobernador de Mississippi, Robert Foster, se negó a viajar con una periodista a menos que hubiese un hombre presente, algo que ha sido criticado en las redes sociales. La periodista, Larrison Campbell, solicitó asistir a un viaje de campaña de 15 horas con Foster, pero su personal recalcó que para ello tendría que acompañarla un hombre.

Campbell ha publicado un texto en el diario digital 'Mississippi Today' en el que afirma que el personal de Foster le aseguró que su presencia "podría usarse para insinuar un asunto extramarital". Además, ha afirmado que le advirtieron de que la campaña simplemente "no puede arriesgarse".

"Mi editor y yo acordamos que la solicitud era sexista" y optaron por no obedecer, según ha recalcado Campbell. Foster más tarde ha publicado en Twitter: "Como anticipé, la izquierda liberal perdió la cabeza por el hecho de que elijo no estar a solas con otra mujer".

"No pueden creer que, incluso en 2019, alguien todavía valora su relación con su esposa y defiende su fe cristiana", ha añadido.

En este sentido, ha afirmado que él y su esposa siguen la "Norma de Billy Graham", una práctica que se atribuye al difunto predicador evangélico de no pasar tiempo a solas con ninguna otra mujer que no sea su esposa.