Elecciones Francia

La ultraderecha de Marine Le Pen se queda fuera de los gobiernos regionales en Francia

La gran abstención en las elecciones regionales francesas y el fracaso de la la ultraderecha de Marine Le Pen según los sondeos a pie de urna y primeros escrutinios marcan la jornada electoral en el país galo.

Publicidad

Abstención récord en las elecciones regionales francesas, que ha llegado a un 65% y que no cambia el mapa político del país. Además, los resultados no dan muchos ánimos al presidente Emmanuel Macron a menos de un año de las elecciones presidenciales.

Por otro lado, la ultraderecha se ha quedado lejos de ganar ninguna región. El partido Agrupación Nacional (AN) de Marine Le Pen ha vuelto a toparse con su techo de cristal y el cordón sanitario apoyado por formaciones conservadoras, de centro y de izquierda contra la ultraderecha sigue funcionando, es decir, el denominado 'frente republicano'. Así, la líder extremista que había suavizado sus posicionamientos va a tener que revisar su estrategia de cara a las elecciones presidenciales de 2022.

El claro ganador es el centro-derecha, que conserva sus regiones, la izquierda se mantiene y, como ya se ha señalado, el partido de Macron, La República en Marcha, confirma sus malos resultados, ya que tampoco han conseguido ninguna región. El presidente francés quiere pasar página cuanto antes y evitar sacar conclusiones nacionales de estos comicios en los que solo ha votado uno de cada tres electores.

Muy baja participación en las dos vueltas

La baja participación ha alarmado a los partidos políticos, aunque era previsible después de que en los comicios del pasado domingo 20 de junio solo acudieran a las urnas el 33,3% de los convocados. Por tanto, otro de los debates que se ha abierto en algunos sectores de Francia es el de la legitimidad política de estos comicios.