Elecciones en Chile

La ultraderecha y la izquierda competirán por la presidencia en Chile

La primera vuelta en las elecciones chilenas ha dejado de lado a los partidos tradicionales que se quedan fuera en la segunda vuelta por primera vez en la historia de la democracia.

La ultraderecha luchará con la izquierda por la presidencia en Chile en la segunda vuelta de las elecciones

Publicidad

La primera vuelta de las elecciones en Chile han dibujado un nuevo escenario en el que el partido ultraderechista de José Antonio Kast y el partido de izquierda de Gabriel Boric disputarán la presidencia del país.

Una primera vuelta que ha dejado fuera a los partidos tradicionales de Chile, es la primera vez en la historia de la democracia chilena que ocurre algo así.

El próximo 19 de diciembre, Kast y Boric disputarán la presidencia.

Sorprendente victoria de Kast

Todas las encuestas daban por ganador de la primera vuelta de las elecciones a Gabriel Boric frente a su competidor en auge. No obstante, el Partido Republicano de José Antonio Kast ha obtenido el 27,9% de los votos con el 98% del escrutinio. Convergencia Social con Gabriel Koric a la cabeza ha obtenido el 25,8% de los votos colocándose en segunda posición.

Son dos los puntos de diferencia que separan a ambos candidatos, la menor cifra de los últimos 20 años de las mayorías que consiguen la ganar la primera vuelta en Chile.

Ambas fuerzas han surgido recientemente, los partidos tradicionales de centroizquierda y centroderecha se quedarán fuera de la segunda vuelta.

El auge de la ultraderecha

Hace muchas semanas que las encuestas alertaban el impulso de Kast en la primera vuelta, aunque ninguna lo dio como ganador.

La figura de Kast está en auge en chile, un candidato que ni siquiera pisó terreno chileno para hacer campaña. Abogado católico de 55 años exige la bajada de impuestos, mirar con mano dura la inmigración irregular, prohibir el matrimonio homosexual y el aborto en todas sus formas. Rehúsa a que se dirijan a él y a su partido como extrema derecha pese a ser seguidor de Pinochet.

"No me traten de ultraderecha, porque no lo soy. Espero que me califiquen como un candidato de sentido común", señalaba Kast.

El candidato comenzó a postularse como uno de los favoritos en Chile tras las protestas de 2019 que envolvió al país en una crisis institucional y de convulsión política.

Boric mira de cerca

Procedente del movimiento estudiantil, Gabriel Boric puede ser con 35 años el presidente más joven en la historia de Chile. Intentará disputar La Moneda en la segunda vuelta a un Kast que se encuentra a dos puntos de distancia.

Las propuestas de Boric se han realizado junto al partido comunista. Promete una mayor intervención del Estado en la economía y acabar con el modelo de pensiones, que es de carácter privado. En la velada de la primera vuelta, Boric se dirigió a Kast con las siguientes palabras: “A quienes le temen a la delincuencia les decimos que vamos a estar con ustedes y que seremos implacables con el narcotráfico”, dijo. También pidió evitar la “arrogancia”.

“Lo que tenemos que hacer es entender por qué eligieron alternativas distintas, y convencerlos de que somos un mejor camino para conducirlos hacia un país más justo. Para poder ganar en esta segunda vuelta tenemos que ser humildes y receptivos”, añadió.

Hundimiento de los partidos tradicionales

Chile Podemos Más del centro derecha y Nuevo Trato de centro izquierda se han quedado fuera de la segunda vuelta. Quedan excluidas del próximo balotaje que se celebrará el 19 de diciembre. Quedan aisladas por primera vez desde el comienzo de la democracia en 1991.

Sebastián Sichel, candidato de la derecha declaraba: "No nos fue bien, es bueno reconocerlo. Los chilenos decidieron que otras personas pasaran a segunda vuelta". El partido de Sichel obtuvo el 12% de los votos.

Yasna Provoste, candidata del partido de centro izquierda sumó el 11,7% de los votos.“Hicimos todo lo que estaba en nuestras manos”, lamentaba la candidata.

Publicidad