John Gardner

Publicidad

Estados Unidos

Las últimas palabras del primer preso ejecutado en 2020 en Texas por matar a su esposa

El preso pidió perdón a sus hijos y a la madre de su esposa justo antes de morir. 15 años antes, las autoridades lo habían declarado culpable del asesinato de su esposa.

En resumen

  • La mujer avisó de que no saldría viva del matrimonio

Un hombre fue ejecutado por inyección letal en Texas, 15 años después de que las autoridades dijeran que disparó a su esposa. Ella había afirmado en varias ocasiones que no esperaba salir con vida de ese matrimonio.

"Espero que encuentres paz, alegría y cierre. Lo que sea necesario para perdonarme".

John Gardner

John Gardner, de 64 años, fue declarado muerto a las 6:36 p.m. en la cámara de la muerte del estado en Huntsville, según Reuters. Ha sido el primer preso en Estados Unidos ejecutado en 2020.

"Espero que encuentres paz, alegría y cierre. Lo que sea necesario para perdonarme. Lo siento. Sé que no puedes perdonarme, pero espero que algún día lo hagas", dijo antes de morir a sus hijos y a la madre de la mujer.

Gardner fue declarado culpable y condenado a muerte en noviembre de 2006 por el asesinato de su esposa, Tammy Gardner, un año antes. Poco después de casarse, en 1999, Tammy Gardner comenzó a mostrar signos de abuso físico que incluían hematomas, dolores de cabeza, insomnio, ansiedad y depresión, dijeron los fiscales.

Sus amigos le dijeron a las autoridades que Tammy llegó a tener un ojo morado, después de que John la empujase contra a una estantería. También que en muchas ocasiones afirmó que no saldría viva de su matrimonio, escribieron los fiscales.

Un mes después de que solicitase el divorcio, Tammy Gardner, de 41 años, le pidió a un compañero de trabajo que la ayudara a "desaparecer" para que pudiera rastrearla. Esa noche, su esposo vino a su casa y le disparó una vez en la cabeza, dijeron los fiscales. Murió dos días después en un hospital. Al día siguiente, Gardner se entregó a la policía en Mississippi.

Publicidad