Ucrania aprueba una ley que permite la castración química a los pederastas de entre 18 y 65 años, además del endurecimiento de los cargos por los crímenes sexuales contra menores. También se realizarán registros públicos de todos los hombres condenados por este tipo de delitos.

La ley ha sido aprobada con el voto a favor de 247 diputados en una sesión extraordinaria del Parlamento ucraniano. A todos los hombres de entre 18 y 65 años que hayan sido declarados culpables de violar o abusar sexualmente de menores se les aplicará el procedimiento de castración química, que consiste en inyectar medicamentos anti-andrógenos que reducen la líbido y actividad sexual.

Además, se endurecerán los cargos por los crímenes sexuales contra menores y se implementará un registro unificado de las personas condenadas por los mismos.

Una medida que lucha para reducir los casos de abuso sexual en el país.