El primer ministro griego, Alexis Tsipras, reconoció este domingo su derrota en las elecciones generales anticipadas y felicitó al vencedor, el líder de Nueva Democracia, Kyriakos Mitsotakis.

En una conversación telefónica, ambos líderes acordaron que el traspaso de poderes se efectuará este lunes, inmediatamente después de que Mitsotakis jure en el cargo ante el presidente del país, Prokopis Pavlópulos, ceremonia que está prevista para la13.00 hora local (10.00 GMT). La llamada telefónica se produjo cuando tan solo había finalizado el recuento del 30% de los votos, que sin embargo dan un resultado claro en lo que respecta a los dos principales partidos, el conservador Nueva Democracia y el izquierdista Syriza.

Los datos del Ministerio, elaborados por la empresa Singular Logic, sitúa como tercera fuerza política al Movimiento por el Cambio (KINAL), con un 8,3% de votos, seguido del Partido Comunista de Grecia (KKE, 5,3), Solución Griega (Elliniki Lysi, 3,7%) y el partido MeRA25 del exministro Yanis Varufakis (3,4 por ciento).

El partido neonazi Amanecer Dorado quedaría fuera del Parlamento puesto que ha logrado un 2,99%, justo por debajo del mínimo legal del 3%. En cuanto a la abstención, ésta se sitúa en el 44,2%, por encima del 41,3 de las recientes elecciones europeas, probablemente relacionada con las temperaturas de hasta 40 grados en el país.

Así, teniendo el cuenta el bonus de 50 escaños para el partido ganador, ND lograría 158 de los 300 asientos del Parlamento -mayoría absoluta- seguido de los 86 de SYRIZA, 22 de KINAL, 15 del KKE, 10 de Solución Griega, 9 de MeRA25 y ninguno de Amanecer Dorado.