EL BAILE DE LOS GOBERNADORES

Trump celebra su primera gran fiesta en la Casa Blanca con representantes de 46 Estados

Donald Trump decidió "contraprogramar" los Oscar. Anoche, justo anoche, celebró su primera gran fiesta en la Casa Blanca, el baile de los gobernadores. Los líderes de 46 Estados acudieron a la cita con la que el presidente pareció "resguardarse" de la lluvia de críticas de Hollywood.

Publicidad

Aplausos para el presidente y la primera dama. Los gobernadores han llegado a la capital para su primera reunión con Trump. "Estas cuatro semanas me he divertido mucho, pero hemos logrado casi todo lo que empezamos. Las fronteras son más herméticas. Estamos haciendo un gran trabajo", aseguraba Trump.

Estilo de mitin para una fiesta de etiqueta que ha supuesto el estreno de Melania Trump como anfitriona. "Quiero felicitar a la primera dama por un precioso trabajo. Esta sala nunca ha estado tan bonita", agradecía en público Trump a su mujer.

En la invitación, ella pedía a los comensales dejar a un lado la política, pero su marido la ha ignorado. Como a los Oscar y a sus críticas.

En medio de la gala de los Oscar, el New York Times ha emitido un anuncio en el que responde a los repetidos ataques del presidente: "La verdad es difícil. Difícil de encontrar, de conocer". Dice el spot que ahora la verdad es más importante que nunca. Para Trump, el diario ha intentado salvar su reputación con un mal anuncio, en lugar de informar con precisión.

En plena guerra contra las filtraciones, el presidente quiere prohibir que se publiquen informaciones de fuentes anónimas. Se han revisado hasta los móviles del personal de la Casa Blanca para descubrir supuestos topos.

El otro gran diario y diana de sus ataques, The Washington Post, ha estrenado lema en su edición digital: "La democracia muere en la oscuridad".

Publicidad