aumenta la tensión

Trump asegura que EEUU ha derribado un dron iraní que volaba cerca de sus buques en el estrecho de Ormuz

Trump asegura que la Armada estadounidense ha derribado una aeronave no tripulada iraní que volaba cerca de uno de sus buques que surcaba las aguas del estrecho de Ormuz.

Publicidad

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha anunciado este jueves que el Ejército ha destruido un dron iraní en el estrecho de Ormuz debido a que se aproximó al 'USS Boxer'. "El dron ha sido destruido inmediatamente", ha subrayado, antes de agregar que "este es el último de muchos actos provocativos y hostiles por parte de Irán contra buques que operan en aguas internacionales".

Así, ha manifestado que "Estados Unidos se reserva el derecho a defender a su personal, instalaciones e intereses", al tiempo que ha pedido al resto de países que condenen estas acciones por parte de Teherán. El Pentágono ha señalado posteriormente que el 'USS Boxer' ha asumido una posición defensiva contra el dron después de que llegara a una "distancia amenazante" en la zona "para garantizar la seguridad del barco y su tripulación".

El portavoz del Departamento de Defensa, Jonathan Hoffman, ha señalado que el incidente ha tenido lugar a las 10.00 horas (hora local) cuando el barco transitaba por el estrecho de Ormuz, según la agencia de noticias Reuters. Por su parte, el ministro de Exteriores de Irán, Mohamad Yavad Zarif, ha publicado en su cuenta en la red social Twitter un mapa con las fronteras de Irán y Estados Unidos. "Recordatorio", se ha limitado a decir.

Zarif ya publicó este mismo mapa el 22 de junio, después de que Irán derribara un dron estadounidense argumentando que entró en su espacio aéreo tras ignorar numerosas advertencias, lo que fue rechazado por Estados Unidos, que dijo que estaba en espacio aéreo internacional.

El ministro hizo así referencia a la distancia entre Estados Unidos e Irán y el lugar en el que había sido derribado el aparato, en una acusación velada a la presencia militar estadounidense en la zona. Las tensiones entre Estados Unidos e Irán y dentro de la región de Oriente Próximo han aumentado en los últimos meses a causa de la salida de Washington del acuerdo nuclear firmado en 2015. El Gobierno de Irán ha anunciado que se desvinculará progresivamente del acuerdo y anunciará nuevas medidas cada 60 días si Europa no toma "nuevas iniciativas" para garantizar la plena reincorporación de la República Islámica a los mercados internacionales.

Así, el 8 de julio dijo que ha empezado a enriquecer uranio por encima del 3,67 por ciento fijado por el acuerdo nuclear firmado y resaltó que llegar al 20 por ciento es una opción. Sin embargo, es un porcentaje que dista mucho del 90 por ciento exigido para fabricar armas nucleares. Teherán subraya que estas medidas no suponen un incumplimiento del acuerdo, ya que lo consideran legítimo desde el momento en el que una de las partes --en este caso Estados Unidos-- se retiró unilateralmente hace más de un año.

Publicidad