120.00

Publicidad

Programa DACA

El Tribunal Supremo impide a Donald Trump organizar la deportación de los jóvenes inmigrantes

Donald Trump ha arremetido contra el Tribunal Supremo al impedirle seguir adelante con sus pretensiones de acabar con el programa de Barak Obama conocido como DACA, que protege de la deportación a los inmigrantes que llegaron de niños a Estados Unidos. Pide el voto para poder elegir a otros jueces.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, tachó de "horrible" la decisión del Tribunal Supremo que le impide acabar con un programa que protege de la deportación a jóvenes indocumentados conocidos como "soñadores", y pidió votar por él en noviembre para que pueda nominar más jueces de esa corte. "Estas decisiones horribles y políticamente cargadas que salen del Tribunal Supremo son como ráfagas de escopeta en la cara de la gente que se enorgullece de llamarse republicanos o conservadores", escribió Trump en Twitter.

Dos sentencias en una semana

Trump se refería aparentemente tanto a la decisión sobre el programa que protege a los "soñadores", conocido como DACA, como a otra decisión que emitió el Supremo, y que protege de la discriminación en el ámbito laboral a las lesbianas, gais, transexuales, bisexuales, intersexuales y queers (LGTBIQ) del país. "Necesitamos más jueces del Supremo o perderemos nuestra Segunda Enmienda (que garantiza el derecho a portar armas) y todo lo demás. ¡Voten por Trump en 2020!", añadió el mandatario. En un segundo tuit, Trump preguntó a sus seguidores: "¿Tienen ustedes la impresión de que no le gusto al Tribunal Supremo?".

Votación ajustada

La decisión del Supremo supone una enorme victoria y un alivio para los aproximadamente 650.000 "soñadores" protegidos por el programa de Acción Diferida Para los Llegados en la Infancia (DACA), creado en 2012 por el expresidente Barack Obama y para amparar a miles de indocumentados que llegaron a EE.UU. cuando eran niños. También es un notable revés para Trump, quien en septiembre de 2017 anunció el fin del programa DACA y pidió al Congreso crear una solución permanente para los "soñadores", pero condicionó cualquier legislación sobre el tema a que le dieran fondos para el muro con México y otras medidas inaceptables para la oposición demócrata. La sentencia de los nueve jueces del Supremo, alcanzada con 5 votos a favor y 4 en contra, no entra a valorar la legalidad de DACA, sino que rechaza "el procedimiento" que usó el Gobierno de Trump a la hora de tumbar el programa. "La decisión del DHS (siglas del Departamento de Seguridad Nacional) de acabar con DACA fue arbitraria y caprichosa", escribió el presidente del Tribunal Supremo, John Roberts, de tendencia conservadora, en un argumento al que se sumaron los cuatro jueces progresistas de la corte. El veredicto deja claro que la Casa Blanca puede intentar de nuevo interrumpir DACA si quiere, pero es probable que al Gobierno de Trump le resulte complicado encontrar otra vía legal para hacerlo antes de las elecciones presidenciales de noviembre.

Publicidad