El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) ha condenado a Bélgica a indemnizar a los hijos del teniente coronel Ramón Romeo, asesinado por ETA en Bilbao en 1981. La Corte Suprema cree que la justicia belga no cumplió con la "obligación de cooperar" en la investigación española contra la activista de la banda terrorista, Natividad Jáuregui. Según la sentencia, los cinco hijos del teniente coronel serán indemnizados con 5.000 euros cada uno, así como con 7.260 euros por las costas del procedimiento.

La presunta asesina de Romeo se refugiaba en el país desde los años ochenta y sobre ella había dictada dos Órdenes Europeas de Detención y Entrega (OEDE) cursadas por la Audiencia Nacional entre 2004 y 2005. Aunque en un principio el juzgado correspondiente había autorizado su entrega a España, el tribunal de apelación lo desestimó al considerar que estaban en riesgo los derechos fundamentales de Jáuregui. Para ello, la Justicia belga se amparaba en un informe del Comité Europeo para la Prevención de la Tortura del año 2011 en el que se criticaba la duración de la detención incomunicada en España y se destacaban algunas alegaciones que se habían presentado por malos tratos.

Para los magistrados del TEDH, los tribunales belgas no justificaron lo suficiente que les llevara a rechazar la entrega de Jáuregui y subrayan el hecho de que ni si quiera encontraron ejemplos que refutaran el supuesto riesgo de tortura. Además del asesinato de Ramón Romeo, la Audiencia Nacional pide que se interrogue a la ex miembro por un delito de estragos terroristas cometido en los ochenta y por el ametrallamiento de dos coches de la Guardia Civil en 1981 en Bilbao, en el que resultaron heridos tres agentes de la Guardia Civil.