WikiLeaks

Un tribunal británico permite al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, recurrir su extradición a Estados Unidos

El dictamen del Tribunal Superior da un plazo de 14 días para que Assange eleve su caso al Supremo.

En resumen

Publicidad

Un tribunal británico ha optado por permitir al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, que recurra ante el Supremo su extradición a Estados Unidos para que se le juzgue allí por 18 delitos de espionaje e intrusión informática. El dictamen del Tribunal Superior da un plazo de 14 días para que Assange eleve su caso al Supremo, que deberá decidir si lo admite o no.

Julian Assange se podría enfrentar a hasta 175 años de cárcel por 18 cargos de intrusión informática y espionaje, referentes a la publicación de WikiLeaks de aspectos sobre intervenciones militares norteamericanas en Irak y Afganistán o detenciones extrajudiciales en Guantánamo.

¿Qué va a ocurrir ahora con Julian Assange?

El activista australiano tiene dos semanas para apelar ante el Tribunal Supremo del Reino Unido. El caso Julian Assange entra en una nueva fase con la decisión de un tribunal británico que le otorga dos semanas de plazo para recurrir la decisión, tomada en diciembre por el Tribunal de Apelación, de extraditarle a los Estados Unidos por 18 delitos de espionaje e intrusión informática. El Tribunal de Apelación, a su vez, había anulado un fallo de otro tribunal que denegaba la extradición al advertir riesgo de suicidio.

Los jueces del Tribunal Superior reconocen que hay un aspecto legal que merece ser tratado por el Tribunal Supremo, la instancia más alta de la Justicia británica. En concreto, consideran que el Supremo debe pronunciarse sobre si es admisible que Estados Unidos presentara las garantías jurídicas sobre el trato que Assange recibiría en su territorio en el pasado mes de octubre y no en el juicio de primera instancia, en enero de 2021.

Durante el juicio celebrado en octubre, Estados Unidos aseguró que, de ser extraditado, Assange no sería sometido a "medidas administrativas especiales" (prohibición de recibir visitas o correspondencia) ni ingresaría en una cárcel de máxima seguridad salvo que hiciera algo para merecerlo. Además se comprometió a que el periodista y programador informático recibiría mientras esté en custodia el tratamiento psicológico adecuado y, en caso de condena, podría cumplirla en su país natal, Australia (desde 2017 tiene también la nacionalidad ecuatoriana, país que le acogió durante 7 años en su embajada en Londres). Los abogados de Assange consideraron esas garantías tardías y absolutamente insuficientes.

Si finalmente el Tribunal Supremo fallase en contra del activista, la orden de extradición sería remitida a la ministra del Interior, Priti Patel, quien tendría la potestad final de autorizar o denegar la entrega de Assange, que sigue detenido en la cárcel de alta seguridad de Belmarsh, en Londres. Lleva en prisión desde abril de 2019

Recordemos que Estados Unidos pide la extradición de Assange para que sea juzgado por las filtraciones que publicó su portal Wikileaks que, entre otras cosas, divulgó centenares de miles de documentos confidenciales, muchos relativos a las intervenciones militares en Irak y Afganistán y a presuntas detenciones extrajudiciales en la cárcel de Guantánamo. Según la defensa de Assange, los cargos de los que se le acusa podrían acarrearle condenas de hasta 175 años de prisión.

Publicidad

Guerra ruso-ucraniana, última hora de Vladímir Putin, Volodímir Zelenski y la invasión rusa de Ucrania de 2022

Sigue en directo la última hora de la guerra entre Rusia y Ucrania: Reacciones de Putin, Zelenski y comunidad internacional, al minuto

Continúa la ofensiva de las tropas rusas en la guerra con Ucrania. La ONU y Estados Unidos urgen a Rusia a facilitar las exportaciones de cereal ucraniano, prácticamente paralizadas por el bloqueo naval del mar Negro, con el fin de evitar que siga agravándose la crisis alimentaria que sufren varios de los países más pobres del mundo.

Imagen de archivo de una manifestación en EEUU contra el aborto

Oklahoma prohíbe el aborto desde la fecundación con algunas excepciones

La ley que entrará en vigor con la firma de un gobernador, prohíbe cualquier aborto desde el momento de la fertilización exceptuando cuando la vida de la madre se encuentre en peligro o sea fruto de una violación o incesto.