Irán

El trágico destino de Hadith Najafi: de quitarse el velo en las protestas a morir tras recibir seis disparos

La joven se convirtió en uno de los símbolos del movimiento contra la represión en Irán. Tras participar activamente en las protestas recibió seis disparos.

Publicidad

Irán llora la muerte de otra joven que se había convertido en símbolo de las protestas por el fallecimiento de Masha Amini por no llevar bien puesto el hiyab. Hadith Najafi también ha perdido la vida después de recibir seis disparos, presuntamente a manos de los agentes de la autoridad en la ciudad de Karaj.

En una de sus últimas imágenes se pudo ver a Najafi sin velo y recogiéndose el pelo antes de participar en las marchas. Algunos usuarios han asegurado que la joven fue apaleada antes de recibir los seis tiros. "Esto es Irán. Esta es una revolución de mujeres. Estamos en el siglo XXI y las mujeres son asesinadas por un poco de cabello. ¿Cuántas personas necesitan ser asesinadas para que el mundo despierte? Ahora este es el momento en que necesitamos la Marcha de las Mujeres en todas partes", ha escrito la periodista y activista iraní Masih Alinejad.

Su muerte se suma a la larga lista de víctimas que en las últimas horas han perdido la vida. El balance de algunas organizaciones como Human Rights Watchconfirma que ya hay más de 50 muertos. Ante esta situación Estados Unidos ha prometido sanciones contra la "Policía de la Moralidad" por "abuso y violencia contra las mujeres iraníes y la violación de los derechos de los manifestantes iraníes pacíficos".

Además las autoridades estadounidenses han anunciado medidas para "apoyar el acceso de los iraníes a la libre circulación de información", después de que las conexiones a Internet seguían interrumpidas el pasado viernes en todo el país.

"El gobierno iraní necesita poner fin a su persecución sistemática de las mujeres y permitir la protesta pacífica. Estados Unidos seguirá expresando su apoyo a los Derechos Humanos en Irán y pedirá rendir cuentas a quienes los violen", ha advertido el secretario de Estado, Antony Blinken.

La revolución de las mujeres

Al grito de "mujer, vida y libertad" miles de iraníes toman las calles para reivindicar libertad contra el "injustificable e inaceptable" uso de la violencia y la represión del régimen. Mientras tanto, la Policía del país ha indicado que más de 700 "alborotadores" han sido detenidos durante las protestas: "No es aceptable amenazar la seguridad", ha dicho el jefe de la Policía iraní en la provincia de Gilan, Asisiolá Maleki.

Publicidad