Un espectacular tornado puso en peligro a la ciudad de Calarasi, en el sureste de Rumanía.

Según medios locales, un autobús con 39 personas a bordo se levantó y fue arrojado a 10 metros a causa del fuerte viento.

El tornado destruyó varias casas y granjas que estaban cerca de la zona afectada.