Reino Unido

Los 'tories' buscan cómo echar a Liz Truss después de lo ocurrido en el Parlamento: "Debemos cambiar de líder"

La bronca vivida en la Cámara de los Comunes ha desatado la ira de nuevos parlamentarios, pidiendo el cese inmediato de Liz Truss como primera ministra. El debate está en cuándo y cómo lo harán.

La primera ministra de Reino Unido, Liz Truss

La primera ministra de Reino Unido, Liz Truss Getty Images

Publicidad

Pocas veces se han vivido situaciones tan excepcionales en Reino Unido. Pero, la que está habiendo ahora, es una de ellas. Tras la monumental bronca desatada este pasado miércoles en la Cámara de los Comunes, algunos parlamentarios que parecían respaldar a Liz Truss, o, al menos, no mostraban abiertamente su rechazo contra la primera ministra, se han sumado a los críticos y exigen que se alcance un acuerdo entre todos los 'tories' para expulsarla del cargo.

Esto se produce después de la tensa sesión vivida este pasado miércoles en la Cámara de los Comunes, cuando algunos diputados de la bancada conservadora llegaron a denunciar insultos e intimidaciones físicas para que no rompieran la disciplina de voto. El líder de los laboristas, Keir Starmer, se mofó de la primera ministra en la sesión parlamentaria asegurando que se publicará un libro sobre el mandato de Truss: "Parece que saldrá en Navidad... ¿es la fecha del título o del lanzamiento? (del libro)".

El diputado conservador Gary Streeter ha sido el último en presionar para que se consiga la caída de Truss, asegurando en Twitter que "lamentablemente, parece que debemos cambiar de líder, pero incluso si el ángel Gabriel tomara ahora el mando, el Grupo Parlamentario tiene que redescubrir urgentemente la disciplina, el respeto mutuo y el trabajo en equipo si queremos gobernar bien el Reino Unido y evitar una carnicería en las próximas elecciones". Sus palabras han sido apoyadas por muchos de sus compañeros de la bancada conservadora en la Cámara de los Comunes.

¿Tiene Truss alguna opción de sobrevivir a las presiones de su partido?

Mientras la división interna en el Partido Conservador sigue y sigue creciendo, más de una decena de diputados ya ha pedido a Truss que dimita como primera ministra. La última opción a la que se agarra ella para sobrevivir es la remodelación del plan fiscal, que tiene en mente presentar antes del próximo 31 de octubre, y con el que pretende dar la vuelta a una situación que le es muy desfavorable, con gran parte de su partido pidiendo a gritos que la echen ya.

En el caso de que se celebraran ahora unas nuevas elecciones generales, los laboristas podrían llegar a obtener más de 500 diputados de los 650 que hay en la Cámara de los Comunes, según indican todos los sondeos. Esas encuestas fueron realizadas antes de la polémica sesión vivida en la Cámara de los Comunes, por lo que, tras esta nueva bronca 'tory', no sería de extrañar que los próximos sondeos den más escaños al Partido Laborista y sigan hundiendo a los conservadores.

Publicidad