Migrantes

Decathlon prohíbe vender canoas en sus tiendas del norte de Francia para evitar el flujo de migrantes a la costa británica

Una conocida tienda de deportes ha dejado de vender canoas como las que usan los migrantes para cruzar a la costa británica como un símbolo para evitar contribuir a que ocurra una desgracia.

Publicidad

La tensión entre Reino Unido y Francia va en aumento, ahora a cuenta de la llegada de migrantes procedentes del Canal de La Mancha, de Francia, que en las últimas jornadas acceden a la costa británica. Ha habido días en los que han llegado más de 1.000 personas.

La sensibilidad del conflicto ha trascendido más allá de los despachos políticos y la cadena de equipamiento deportivo Decathlon ha decidido prohibir la venta de estas canoas en sus establecimientos del litoral atlántico frente al Canal de La Mancha. Precisamente en esa zona la policía gala desmanteló este martes un campamento ilegal con más de 1.500 personas. Según las asociaciones que ayudan a los inmigrantes la medida es más simbólica que eficaz.

El ministro del Interior británico ha calificado la situación de "inaceptable". Más de 23.000 personas han cruzado en botes el Canal desde Francia al Reino Unido en lo que va del año. Según Interior, un 98 % de los migrantes que entran al país a través del canal solicitan asilo y, en la primera mitad de 2021, las autoridades británicas han procesado 14.670 solicitudes, por debajo de las 35.737 en 2019 y las 29.815 en 2020. Además Reino Unido ha acusado de "inacción policial" a Francia, reproche rechazado por el ejecutivo galo.

El ministro francés de Interior, Gérald Darmanin, avanzó que tiene intención de recordar a su homóloga británica Priti Patel que la mayor parte de las ONG que actúan en las zonas de donde salen los migrantes para el Reino Unido y que "impiden trabajar a la policía y a la Gendarmería" son británicas. También que los traficantes que les ayudan a cruzar el Canal de la Mancha con frecuencia están instalados en el Reino Unido.

Sobre todo, culpó al funcionamiento del mercado laboral del Reino Unido del efecto llamada para los migrantes, ya que se permite que trabajen los sin papeles, utilizados como "un ejército de reserva". En concreto, hizo notar que esas personas acuden a los puertos franceses de Calais y Dunkerque desde donde quieren entrar al Reino Unido porque saben que allí podrán trabajar.

Publicidad