Theresa May ha saludado a los niños que había en un parque cercano, pero no ha respondido a los periodistas que le preguntaban por las especulaciones en torno a su futuro político.

Acompañada de su marido, Philip May, lleva desde hace días recibiendo críticas tanto desde las filas conservadoras como desde las laboristas por su nuevo plan para sacar adelante el Brexit en la Cámara de los Comunes.

El Gobierno ha admitido que no lo someterá a votación en la semana del 3 de junio, como había prometido May.

Downing Street ha descartado un anuncio inminente sobre el futuro político de la 'premier', pero los medios británicos coinciden en que a May cada vez le quedan menos apoyo e incluso 'The Times' ha avanzado que la dimisión que reclaman los 'tories' más radicales podría llegar este viernes.

También te puede interesar:

La prensa británica dice que May puede anunciar su dimisión mañana