son senegalesas y están en un hospital de londres

Terrible decisión para un padre de siamesas: separarlas para que sólo viva 1 o la posible muerte de las 2

Marieme y Ndeye son dos siamesas senegalesas de tres años a las que los médicos les daban meses de vida si no las separaban. Si lo hacían, sólo una de ellas podría sobrevivir. Esa es la terrible decisión a la que se enfrenta su padre.

Publicidad

Marieme y Ndeye han cumplido tres años y comparten vejiga, hígado y sistema digestivo. Son siamesas y las estrellas del hospital londinense Great Hormind de Londres, donde están siendo tratadas. Cada una tiene su corazón y sus pulmones.

Gillian Body, pediatra de las siamesas asegura que "para estar vivas, Mariame depende de Ndeye y Ndeye de Mariame y esto significa que desgraciadamente no pueden separarse".

Pero a Marieme, la más débil, le falla su corazón. Cuando empiece a morir también lo hará su hermana, NDeye.

Los médicos han propuesto al padre , Ibrahima Ndiaye, de 50 años y con otros cuatro hijos, la muerte prematura de una para que viva la otra. Pero él dice que no puede elegir por la vida de la una o de la otra. Así que seguirá luchando por salvarlas como llevan haciendo durante estos años.

Publicidad