Es la tercera vez en menos de un mes, que la canciller alemana, Angela Merkel, sufre en público temblores en algunas partes de su cuerpo. Ha sido durante su visita oficial a Finlandia y estaba presenciando un desfile militar junto al primer ministros del país, Antti Rinne.

El segundo fue el 27 de junio, en un evento en el que se nombraba formalmente al nuevo ministro de Justicia de Alemania. El primero fue cuando recibió al nuevo presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, y las alertas sobre su estado de salud se activaron. Desde su equipo de trabajo, aseguraron que estaba bien después de beber tres vasos de agua e hidratar su cuerpo.

La canciller anunció el pasado octubre que este será su último mandato.