HUELGA DE TAXIS EN CHILE

Taxistas chilenos rechazan la ley que legaliza a Uber y Cabify

Los taxistas regulares denuncian que Uber y Cabify generan competencia desleal y exigen que el proyecto de ley limite el número de vehículos que pueden prestar servicio de transporte a través de estas plataformas.

Publicidad

Los taxis han recorrido varios kilómetros por el centro de Santiago de Chile, incluido un tramo de la Alameda, la principal avenida de la ciudad. Muchos vehículos estaban adornados con globos y banderas de color negro y amarillo, los mismos tonos que tienen en Chile los taxis regulares, y llevaban pancartas contra Uber y Cabify, a las que consideran aplicaciones ilegales.

La protesta ha obligado a la Policía a cortar el tráfico de varias calles pero no se han registrado incidentes ni situaciones violentas.

Luis Reyes, presidente de la Confederación Nacional de Taxis de Chile (Confenatach), ha mostrado en declaraciones a Radio Cooperativa su rechazo al proyecto de ley que presentó el Gobierno para regular el funcionamiento de aplicaciones de transporte.

El proyecto establece que los conductores de aplicaciones como Uber y Cabify deberán tener licencia de chófer profesional y no podrán tener antecedentes penales por delitos sexuales o tráfico de drogas. Las aplicaciones deberán constituirse como empresas de transporte remunerado de pasajeros en Chile y pagar impuestos en el país.

La ministra de Transportes, Gloria Hutt, instó a los taxistas a expresar su descontento con argumentos y no con manifestaciones. "Este proyecto ya ingresó, entra a discusión mañana y si no les gusta, el lugar para discutir esto es el Parlamento", dijo a los periodistas.

Publicidad