Afganistán

Los talibán matan a una policía afgana embarazada de 8 meses delante de su familia

Los fundamentalistas islámicos dispararon a la mujer en la provincia de Ghor de Afganistán, señala la BBC. Un asesinato que llega en medio del aumento de la violencia y represión contra las mujeres afganas.

Protesta de mujeres afganas este viernes en Kabul.

Publicidad

Lejos de cumplir las promesas que lanzaron al poco de tomar Kabul, en las que aseguraban ser menos sangrientos y más dialogantes que antes, los talibanes continúan siendo lo que siempre han sido: unos fanáticos sanguinarios violentos. Aunque para reconquistar Afganistán no les ha hecho falsa servirse de la violencia, los informes sobre ejecuciones desde que llegaron al poder se han multiplicado.

Entre sus víctimas, por supuesto, también están las mujeres. Es el caso de la policía afgana Banu Negar, asesinada por los talibán en Afganistán delante de su familia cuando estaba embaraza de ocho meses, según publica la BBC. Los hecho ocurrieron en Firozkoh, capital de la provincia de Ghor.

Los talibán, sin embargo, niegan los hechos, una versión que contrasta con la de los testigos del asesinato, explica la BBC. El portavoz de los fundamentalistas, Zabiullah Mujaheed, dijo que los talibán "estábamos al tanto del incidente y puedo confirmar que nosotros no tenemos nada que ver. Estamos investigando lo ocurrido".

Amnistía para los colaboradores del Gobierno afgano

Zabiullah Mujaheed, de hecho, insistió en el mantra que el grupo terrorista lleva repitiendo desde que accedió al poder: que habrá amnistía general para todas las personas que trabajaron o colaboraron tanto con el Gobierno anterior como con las potencias extranjeras, algo que, según la ONU, no está en absoluto sucediendo.

En su noticia, la BBC explica que hasta tres fuentes distintas le han confirmado que, el sábado, los talibanes golpearon y dispararon contra esta mujer delante de sus hijos y marido en Afganistán.

Cara desfigurada

Familiares de la víctima entregaron a la cadena inglesa imágenes del cadáver, en las que se apreciaba la cara de la mujer desfigurada por los golpes. Según la versión de los familiares de la víctima, tres hombres armados llegaron a su casa el domingo y tras atar al padre y a los hijos, acabaron la vida de esta funcionaria de prisiones.

Publicidad