SE ENFRENTA A TRES CARGOS FEDERALES

SE ENFRENTA A TRES CARGOS FEDERALES

El autor del tiroteo en el aeropuerto de Fort Lauderdale podría ser condenado a muerte

Los cargos a los que se enfrenta Santiago podrían suponer la pena de muerte, en caso de que se aplique la condena máxima. Se le acusa de perpetrar un acto de violencia en un aeropuerto internacional, usar un arma de fuego durante un ataque violento y causar la muerte a personas.

Seguro que te interesa

Esteban Santiago, supuesto autor del tiroteo en el aeropuerto de Fort Lauderdale, en el estado estadounidense de Florida, ha sido acusado de perpetrar un acto de violencia en un aeropuerto internacional, usar un arma de fuego durante un ataque violento y causar la muerte a personas.

Santiago comparecerá ante un tribunal en Fort Lauderdale este mismo lunes. El tiroteo dejó al menos cinco muertos y más de una treintena de heridos.

Los cargos a los que se enfrenta Santiago podrían suponer la pena de muerte, en caso de que se aplique la condena máxima.

Este sábado se ha conocido que el sospechoso eligió premeditadamente este estado del sureste norteamericano para perpetrar el ataque sin que se sepa de ningún incidente previo durante el vuelo o en la recogida de equipajes que pudiera haber motivado esta violencia.

Santiago, de 26 años y veterano de Irak, ha sido trasladado a la Prisión del Condado de Browal

El supuesto autor del tiroteo recibió de nuevo el arma tras pasar por un centro psiquiátrico

La Policía de Alaskatook devolvió la pistola al hombre acusado de matar a cinco personas en el aeropuerto de Fort Lauderdale el pasado viernes después de una evaluación médica que determinó que no estaba mal de la cabeza. Ahora los investigadores están estudiando si la enfermedad mental desempeñó algún papel en todo este suceso.

Según documentos judiciales, Esteban Santiago comunicó a los agentes que planificó el ataque y compró un billete de ida a Florida. Marlin Ritzman, agente especial a cargo de la Oficina Federal de Investigaciones en Anchorage, dijo que el atacante entró a la oficina en noviembre y dijo que su mente estaba siendo controlada por una agencia de inteligencia estadounidense. El hombre fue entregado a la Policía Local que lo llevó a un centro médico para una evaluación mental.

''Santiago estaba teniendo pensamientos terroristas y creía que estaba siendo influenciado por el ISIS'', dijo el jefe de policía de Anchorage quien añadió que un policía le quitó el arma pero que posteriormente, al ver que la evaluación psicológica había salido correcta, se la devolvió. Los investigadores no han descartado el terrorismo y están revisando los últimos viajes del sospechoso.

Agencias | Madrid | 08/01/2017

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.