Lula Da Silva, en un acto en Brasil

Publicidad

Brasil

El Supremo de Brasil declara parcial al juez que condenó a Lula Da Silva

El tribunal descarta que el juez Sergio Moro fuera imparcial durante la instrucción de un caso de corrupción contra el expresidente brasileño.

El Tribunal Supremo de Brasil ha descartado este martes que el juicio contra el expresidente Luiz Inacio Lula Da Silva fuera imparcial, tal y como señaló hace apenas unos días, y ha aprobado la demanda presentada por el propio Lula contra el juez y exministro de Justicia Sergio Moro.

La sentencia del Supremo llega después del cambio de decisión de la magistrada del órgano, Cármen Lúcia Antunes, quien en las últimas horas varió el sentido de su voto en favor de apoyar las acusaciones de parcialidad que Moro mostró durante la instrucción del caso del apartamento de Guarujá en 2017, en el que Lula fue condenado por corrupción.

Horas antes el juez del Supremo Kassio Nunes Marques había roto el empate a dos que existía hasta el momento y se especulaba con la posibilidad de que otros dos magistrados, Edson Fachin y Antunes, pudieran cambiar su decisión.

En las últimas horas, la jueza Cármen Lúcia Antunes, ha decidido apoyar las acusaciones de parcialidad mostradas por Moto durante la instrucción del caso del apartamento de Guarujá por el que Lula fue condenado por corrupción.

Candidatura a las elecciones de 2022

La votación se ha producido por una demanda presentada por Lula en 2018 en la que acusó a Moro de parcialidad e irregularidades durante el proceso. Un año después la petición del expresidente cobró mayor relevancia cuando salieron a la luz una serie de mensajes telefónicos en los que se podía leer como Moro, al frente del caso 'Lava Jato', guiaba a la acusación e incluso proponía testigos contra el expresidente brasileño.

De este modo, queda cancelado este caso abierto contra el expresidente, lo que potencia su posible candidatura para las elecciones de Brasil de 2022 después de que el Supremo anulase las condenas relacionadas con el caso 'Lava Jato' a principios de marzo. Entonces, el expresidente de Brasil y líder de la izquierda aseguró haber sido víctima de la "mayor mentira jurídica en 500 años".

Publicidad