Guerra Rusia Ucrania

Suecia y Finlandia planean solicitar su ingreso en la OTAN en junio

Ambos países nórdicos estarían planeando la entrada en la Alianza Atlántica, un movimiento que supondría una seria amenaza para Rusia.

Publicidad

Una semana después del encuentro en Bruselas entre los ministros de Asuntos Exteriores de la OTAN y los de Suecia y Finlandia para abordar la guerra en Ucrania, ambos países nórdicos estarían planeando solicitar su ingreso en la Alianza Atlántica el próximo mes de junio, según el diario británico 'The Times'. El movimiento supondría un ataque directo a Rusia, la cual ha reiterado en varias ocasiones que la entrada de ambos países en el organismo supondría graves consecuencias político militares.

La guerra en Ucrania provocada por la invasión rusa ha cambiado "el sentido del debate" de la adhesión de Suecia y Finlandia en la OTAN, según avanzó hace más de un mes la primera ministra finlandesa, Sanna Marin. Funcionarios de ambos Estados estarían señalando el "gran error estratégico" de la Federación Rusa y "están listas para unirse a la OTAN en verano", afirma el diario británico. En caso de producirse el ingreso, la Alianza pasaría de tener 30 a 32 miembros.

Estados Unidos confía en la medida que sumaría más poder y enclaves estratégicos para la OTAN. Washington habría "remarcado" que este movimiento se debe a una "consecuencia directa" de la guerra en Ucrania. Un funcionario estadounidense ha aseverado a 'The Times' que la unión de ambos países nórdicos a la Alianza Atlántica ha sido un tema muy discutido durante los encuentros de los titulares de Exteriores la pasada semana.

Amenazas rusas sobre Suecia y Finlandia

La nueva entrada de países europeos en la OTAN es una de las mayores preocupaciones de Vladímir Putin. Uno de los argumentos para su "operación militar especial" fue la posible incursión de Ucrania en la Alianza. La ministra de Finanzas de Finlandia, Annika Saarikko, aseguró que "si el Gobierno cree que el paso y el momento son los correctos, entonces yo, como presidenta del Partido de Centro, con su apoyo, estoy preparada para establecer el rumbo para el ingreso de Finlandia en la alianza de defensa de la OTAN".

Tradicionalmente, Finlandia ha estado en contra de un ingreso en el organismo militar, sin embargo, la guerra en Ucrania, las masacres de Bucha, Buzova, Mariúpol, y la devastación de las localidades en el este de Europa, han provocado un cambio de rumbo. El Kremlin ha alertado a los países nórdicos que "responderá" si toman la decisión de entrar en la OTAN. Rusia amenaza con "rebalancear" la situación.

El ministro de Asuntos Exteriores finlandés, Pekka Haavisto, dejó la puerta abierta: "Hay una cumbre importante de la OTAN en Madrid en junio. Por supuesto, la Alianza está pensando en si Finlandia y posiblemente Suecia habrán entregado sus solicitudes de membresía antes de la cumbre".

El peligro fronterizo

Rusia mira muy de cerca la decisión de ambos países. El gigante de la antigua Unión Soviética comparte unos 1.300 kilómetros fronterizos con Finlandia. La batalla fronteriza es un punto clave para la posición de poder de Vladímir Putin y el ingreso supondría una amenaza geopolítica para el Kremlin.

El pasado mes de marzo, en una rueda de prensa, la primera ministra sueca, Magdalena Andersson, afirmó: "Si Suecia decidiera unirse a la OTAN en la actual situación desestabilizaría aún más esta zona de Europa e incrementaría las tensiones". El devenir de la guerra habría supuesto un cambio de opinión para fortalecer la seguridad en el viejo continente.

Publicidad