Guerra ruso-ucraniana

Los sótanos de tortura que los rusos han dejado tras de sí en las zonas liberadas en Ucrania

Esta nueva atrocidad cometida por el ejército ruso quedará como uno de los episodios más crueles. En Rusia, cada vez más voces cuestionan la guerra lanzada por Putin.

Publicidad

"Más de una decena de salas de tortura han sido halladas en las zonas liberadas y, cuando los ocupantes huyeron, dejaron atrás sus herramientas de tortura", ha denunciado este fin de semana Volodímir Zelenski. El presidente ucraniano no se quedaba corto al calificar de esta manera los hallazgos, como se puede ver en el vídeo de la parte superior, en el contexto de la guerra ruso-ucraniana.

"Los rusos les sacaron las confesiones a golpes"

El alcalde de Derhachi

Aunque aparentemente son los sótanos o bajeras de edificios, su utilidad durante las últimas semanas ha sido mucho más siniestra. Tal y como explica el alcalde de Derhachi, ciudad que se encuentra en la región de Járkov, los rusos anularon la voluntad de los vecinos en la estación de tren para después intentar sacarles lo que calificaban de "confesiones" a golpes. El destino final de estas personas fueron fosas comunes, como la recientemente descubiertas en Izium con más de 400 personas sepultadas.

Ahora, un vasto equipo de forenses intenta identificar a los cadáveres que Rusia ha dejado tras de sí en condiciones dramáticas y se teme que este horror recientemente descubierto solo sea la punta del iceberg de la tragedia provocada por el ejército de Putin tras seis meses de ocupación.

La vuelta a casa en Ucrania

La otra cara es la de la esperanza de la gente que vuelve a las ciudades liberadas en los últimos días. Una de estas personas en Natalia, que vuelve a Balakliya, y explica entre lágrimas que está muy feliz pero que teme estar sin casa: "No hemos visto nuestra casa desde hace cinco meses, a ver cómo está". En su caso, el bloque sigue en pie, pero además de los destrozos, ya no hay farmacias, ni colegios, ni hospitales. "Es como si estuviésemos en Chernóbil", sentencia su hija ante las cámaras, como se puede ver en el vídeo.

Rusia, dividida por la guerra

Al otro lado de la frontera, el debate en la sociedad rusa está más abierto que nunca desde que comenzó el conflicto. Por una parte, se encuentran los sectores ultraconservadores y el Partido Comunista exigiendo más guerra, es decir, declarar formalmente la guerra a Ucrania para poder movilizar todos los recursos del Estado para subyugar finalmente a los Ucranianos. Por otro lado, se encuentran los sectores liberales, que poco a poco van perdiendo el miedo a hablar en público. Por ejemplo, son más de 70 los diputados regionales que ya han pedido la retirada de Vladímir Putin y su dimisión.

Publicidad